El hormigón no es un material eterno

La durabilidad del hormigón dependerá de su relación A/C, la consistencia, su resistencia mecánica, el curado, el acabado superficial, el revestimiento de las armaduras, la agresividad ambiental, etc. y por otra parte de los ataques mecánicos y químicos a los que se verá sometido. Entre los primeros factores podemos mencionar la abrasión y los ciclos hielo-deshielo. En cuanto a los segundos cabe destacar los ataques por ácidos, sulfatos, aguas puras, reactividad alcalina. En el hormigón armado en particular, habrá que hacer especial mención a los ataques por cloruros y la carbonatación.

La reparación de hormigón

Para proceder a la reparación de un soporte de hormigón deteriorado, normalmente se utilizan materiales diferentes al original, por lo que deberemos asegurarnos de su compatibilidad tanto en estado fresco como endurecido en lo que a tensión y comportamiento dimensional se refiere. Para tales usos existe una completa gama de materiales de reparación, mantenimiento, protección, restauración y refuerzo, todos ellos bajo el amparo de la norma UNE-EN 1504.

Productos y sistemas para reparación y protección de hormigón

Las técnicas de aplicación de estos materiales son variadas, dependiendo de sus características, como la llana manual, el vertido en encofrado, la inyección y la proyección. Entre los morteros de reparación encontraremos los de reparación estructural, los cosméticos y los de impermeabilización, ya sean en base hidráulica, polimérica o mixtos. En algunos casos es aconsejable el uso de puentes de unión para asegurar la perfecta adherencia y comportamiento al unísono entre soporte y reparación. Estos adhesivos pueden ser en base hidráulica, polimérica o mixtos. El uso de los puentes de unión no sustituye una profunda y delicada preparación del soporte que representa la parte esencial del éxito de los trabajos de reparación.

Planimetría

Cuando se trate de recuperar la planimetría de soportes horizontales, los materiales cementosos autonivelantes de fraguado rápido bajo el paraguas de la norma UNE-EN 13813 son la elección más acertada.

Fisuras

La degradación del hormigón puede manifestarse en forma de fisuras. Es posible que las fisuras en el hormigón aparezcan desde la primera hora de vida hasta transcurridos varios años de edad, siendo su origen más frecuente el soporte de cargas, reacciones árido-álcali, corrosión de armaduras, retracción de secado, contracción térmica, retracción plástica, entre otras. Sus causas son de variada naturaleza, como por ejemplo defectos de ejecución, de proyecto, de uso y mantenimiento y/o de materiales.

Las fisuras deben repararse en todos los casos, pues su reconstrucción devolverá el monolitismo y la impermeabilidad al elemento, evitando la entrada de líquidos y gases. El tratamiento a realizar en cada caso puede ser superficial o interno (por inyección) y los materiales a utilizar serán de base hidráulica o sintética.

Anclajes y rellenos

Cabe la posibilidad en determinados casos que durante el proceso de reparación surja la necesidad de realizar anclajes y rellenos con el objeto de conectar elementos estructurales a otros existentes o de transmitir esfuerzos entre barra corrugada y hormigón endurecido en losas de forjado, conexión de muros y vigas, pilares, recrecidos, voladizos, etc. También en este caso y bajo el amparo de la norma UNE-EN 1504, los materiales para anclaje deberán ofrecer adherencia entre las interfaces hormigón-mortero y mortero-acero. El diseño de los anclajes es clave en el desarrollo de las prestaciones de los materiales que pueden ser de base hidráulica o sintética. Los materiales de relleno deberán ofrecer una fluidez y capacidad de relleno adecuadas para su propósito, así como unas resistencias mecánicas mínimas para soportar las cargas. La ausencia de retracción (o una ligera expansión) son claves para asegurar el correcto contacto entre las partes a rellenar. Los materiales, también en este caso, pueden ser de base hidráulica o sintética.

Productos para reparación del hormigón

Adipox Inyección

Resina epoxídica bicomponente de alta fluidez, sin disolventes para refuerzo de estructuras de hormigón por inyección en fisuras y grietas.

Adipox Tixomortar

Adipox Tixomortar es un mortero epoxi de 2 componentes sin disolventes y con excelentes propiedades humectantes.

Adipox Unión 100

Adhesivo de dos componentes de consistencia fluida compuesto por resinas epoxídicas, sin disolvente, especialmente diseñado para su aplicación mediante pistola de aire comprimido o pistola air-less.

Seirebeton F

Mortero de reparación tixotrópico con fibras incorporadas. Para reparaciones estructurales.

Seirepox A/N

Adhesivo de dos componentes basado en resinas epoxi sin disolvente para pegado y unión de materiales de construcción.